Pages

Las arañas

Las arañas
Casi podría asegurar que al menos has escuchado las historias de terror que hablen sobre cosas que ocurren en las cocinas de los restaurantes de comida rápida. Sin embargo, dudo que haya escuchado una historia tan aterradora como lo que le ocurrió a Yesenia.
Ella era lavaplatos en una hamburguesería de prestigio y siempre procuraba que los utensilios de la cocina estuvieran limpios y dispuestos para cada uno de los turnos. Un día mientras estaba limpiando la freidora, sintió un fuerte dolor en el codo.
Mas como no tenía tiempo de ir al baño para ver qué era lo que había ocurrido, decidió que primero terminaría sus labores y ya en casa se examinaría el brazo con calma.
Así lo hizo en cuanto llegó a su hogar. Encendió la luz del baño y vio que en su codo había una gran roncha de color rojo.
- Maldición, de nuevo me picó otro bicho. Mañana por la mañana me aseguraré de llenar la cocina de insecticida.
No obstante esa noche no pudo conciliar el sueño, debido a que el dolor en su brazo era prácticamente insoportable. Tanto así que a las tres de la mañana decidió llamar a urgencias.
En minutos los paramédicos estaban subiéndola a una ambulancia. Dada la premura de la llamada, fue llevada inmediatamente al área de urgencias en donde los médicos que la revisaron no podían creer que su brazo hubiera duplicado su tamaño en tan poco tiempo.
- Vamos a pasarle un escáner por la parte afectada, para ver si podemos observar que es lo que ha causado tanta hinchazón. Dijo uno de los galenos.
El doctor quedó tan impresionado con lo que vio a través de la pantalla del aparato que casi pierde el conocimiento. El cuerpo de Yesenia estaba repleto de arañas carnívoras, las cuales ya le habían comido gran parte del tejido muscular del brazo y ahora se estaban extendiendo hacia los demás miembros.
Lo peor de todo es que otras partes de su organismo yacían llenas de huevecillos esperando nacer.

0 comentarios:

Publicar un comentario